EL CABALLO

¿Como piensa un caballo?

 

Los caballos deben su supervivencia a 4 factores principales: su capacidad de respuesta o instinto de huida (Flight response), su asombrosa capacidad física (velocidad, resistencia, potencia, equilibrio, etc.), su extraordinaria memoría (localizaciones de pastos, refugios, olores, situaciones, etc.) y a sus habilidades sociales (la capacidad emocional determina su posición en la manada).

Estos factores los convierten en extremadamente sensibles, con una gran inteligencia adaptada a su entorno y una memoria excepcional.

Al igual que en el ser humano, sus hemisferios cerebrales se distinguen. En el derecho se encuentra la parte más instintiva y en el izquierdo la más racional.

Pero quizás el factor más asombroso para nosotros sea su capacidad emocional. Son capaces de sentir emociones como el miedo, el amor, la confianza, la tristeza o la soledad.

Cada caballo tiene una personalidad única (tímido, valiente, expresivo, etc.) y además se comportan de manera diferente en función de la persona con la que interactúan.
Todo esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿como siente un caballo?